Header Ads

Conoce la sinopsis de la telenovela Ni contigo ni sin ti

Ni contigo ni sin ti, telenovela que de momento tiene confirmados como protagonistas a Eduardo Santamarina, Erick Elías y Alessandra Rosaldo se trata de un remake, originalmente la historia se hizo en Brasil con el título de Te Contei?, posteriormente la adapato Canal 13 de Chile nombrandola ¿Te conté?, la sinopsis de la versión chilena:


SINOPSIS TELENOVELA NI CONTIGO NI SIN TI


Leo, un ciego pensionista, es el que se encarga de enlazar este mundo con el de las familias más adineradas. El amor de Leo es disputado por Gianna, la hija de la dueña de la pensión, y por Sabrina, joven perteneciente a la clase alta.


Leo es ciego por un accidente sufrido a los quince años de edad, su personalidad no corresponde de ningún modo a la que generalmente se expone en las telenovelas sobre personas con impedimentos físicos. Por el contrario, Leo es bastante optimista y alegre. Sus enamoradas, Sabrina es una joven simpática y de buena familia, pero que cuenta con un defecto bien poco agraciado, es cleptómana. Ella roba objetos insignificantes, con el propósito, bien escondido, de llamar la atención de quienes la rodean. Gianna, por su parte, es una muchacha de clase media, buena moza, pero que tiene un muy mal genio.

La historia, también va en parte en otras parejas, entre encuentros y desencuentros, van entregando una entretenida y sofisticada alternativa. Los amores maduros son protagonizados por Rodrigo, Lucía y Ana María, que llenan en gran forma la historia general.

Elena es, en tanto, dueña de una exclusiva boutique y tiene una hija llamada Mónica. Tras una complicada relación entre madre e hija, se esconde un gran secreto.

La pensión "Forza Italia", una casa situada en "El Llano", es atendida por sus dueños, quienes son Pola y Dionisio, encargados de poner la cuota de humor a la novela.

También hay dos mundos, claro que no ubicados uno al otro. Eso habría sido caer en lo típico. Acá los ricos son adinerados de clase alta, de esos que poseen su buena casa en una comuna del barrio alto, pero jamás una mansión en la periferia. Los humildes no lo son tanto, pobres, claro pero todos con un trabajo que los sustenta más que dignamente.