Header Ads

Kathryn Bigelow

Como cineasta con orígenes en artes visuales, Kathryn Bigelow (Directora/Productora) ha confeccionado un cuerpo de trabajos muy singular que desafía normas de género y ofrece retratos sorprendentemente viscerales de los personajes y conflictos resonando en la cultura contemporánea.

En el 2009, su dirección y producción de The Hurt Locker le ganó dos Óscares, incluyendo uno por Mejor Película. Haciendo la crónica de una parte invisible de la guerra de Iraq mientras revela los rigores entumecedores del campo de batalla moderno, la película fue alabada por Richard Corliss del Ties como “una película casi perfecta” y un “clásico del miedo, tensión y valentía que será estudiado incluso veinte años a partir de ahora”, de parte de David Denby del New York Times.



The Hurt Locker fue escrita por Mark Boal, producida por Bigelow y Boal, y fue honrada por los críticos en más de 250 top lists. Obtuvo numerosos premios y galardones, incluyendo nominaciones en los Globos de Oro por Mejor Película y Mejor Director, un premio por Mejor Película del Producer’s Guild of America y Mejor Película para Bigelow del DGA. La película fue nominada para nueve Premios de la Academia y ganó 6, incluyendo Mejor Director, Mejor Película y Mejor Guion.

La segunda película de Bigelow, que ella dirigió y co-escribió, fue el estimulante y clásico de culto, Near Dark. La película fue alabada por la crítica como una “película de terror poética”. Bigelow dirigió subsecuentemente el éxito de acción, Point Break, estelarizada por Keanu Reeves y Patrick Swayze. Con James Cameron como productor ejecutivo, Point Break exploró los peligrosos extremos de una lucha psicológica entre dos jóvenes, y la película sigue siendo un clásico de acción/thriller para millones de fanáticos.

Con el estreno de Strange Days, con Ralph Fiennes, Angela Bassett y co-escrita por James Cameron, los críticos empezaron a evaluar el oficio de Bigelow bajo una nueva luz, con Roger Ebert llamándola “un gran logro técnico” y Janet Maslin del New York Times describiéndolo como “un paseo perturbador pero innegablemente motivador”. En la película, Bigelow explora los prospectos perturbadores de la realidad virtual generada por computadora y en nuevo milenio.

Bigelow dirigió después The Weight of Water, basada en el best-seller de Anita Shreve, estelarizada por Sean Penn, Sarah Polley, Caherine McCormack y Elizabeth Hurley. Variey describió la película como “el trabajo más rico, ambicioso y personal de Bigelow hasta la fecha; imbuida en suspenso, beneficiándose de la inclinación de Bigelow por crear un sentido visual de amenaza y una atmósfera de miedo”.

Bigelow rápidamente le siguió con una gran película de acción, K-19: The Widowmaker, con Harrison Ford, Liam Neeson y Peter Saarsgard. Contar la verdadera historia del heroico equipo naval soviético que arriesgó sus vidas para prevenir un desastre nuclear dentro de un submarino, la película resultó ser una de las películas mejor recibidas por la crítica en el verano del 2002.

Originalmente entrenada como pintora, Bigelow se graduó del Instituto de Arte de San Fransisco y fue invitada a estudiar en el Programa de Estudio Independiente del Museo Whitney. Después entró al programa de cine en la Universidad de Columbia, donde estudio teoría y crítica y logró su maestría. Sus profesores incluyen a Vito Acconci, Sylvère Lotrnger y Susan Sontag, y después trabajó con el Colectivo Arte & Lenguaje y el celebrado conceptualista Lawrence Weiner. También dio clases en el Instituto de Artes de California.

Por casi cinco meses en el 2011, MoMA honró el trabajo de Bigelow en cine y artes visuales con una exhibición llamada “Confeccionando un género: Kathryn Bigelow”.

Bigelow apoya muchas caridades de beneficencia medioambiental y animal, además del EOD Memorial Foundation, Wounded Warrio Foundation & Naval Special Warfare Family Foundation.