Header Ads

Martín Saban

Martín Saban es director de televisión desde 2002, con una amplia trayectoria especializada en ficción. Desarrolló su carrera en Argentina, Chile y México y dirigió programas para España desde Buenos Aires. Dirigió para Pol-ka Sos mi Hombre, Padre Coraje, Valientes, Los únicos, Soy gitano y Hombres de honor, Sin código, Alguien que me quiera y realizó la versión chilena de Son Amores para Chilefilms y la española para Globomedia.

En México dirigió para TV Azteca las telenovelas y miniseries Pobre Rico… pobre, Deja que la vida te despeine, Campeones de la vida, Bellezas indomables, Amor sin condiciones, Ángel y Coraje. Para Disney Channel Latin America/Europa, Medio Oriente y África, dirige la telenovela infanto-juvenil Violetta. Los Premios Clarín y Martín Fierro distinguieron varios de sus programas como Mejor Telenovela del año y Padre Coraje recibió el Martín Fierro de Oro.

Saban_Stoessel_Nisco

Fue ternado como Mejor Director en diversas oportunidades. Forma parte de la Comisión Directiva de DOAT, Directores de Obras Audiovisuales para Televisión de Argentina. Se formó en medios audiovisuales en Buenos Aires Comunicación y Escuelas ORT y se capacitó en edición, en educación musical y en dirección de actores en la escuela de Raúl Serrano.

Martín Saban comenta sobre las grabaciones de la telenovela Violetta...

“Dirigir Violetta es una enorme responsabilidad; es la primera coproducción entre Disney Latam y Europa-África y contrataron a Pol-Ka con un claro objetivo de alta calidad artística en la realización. Al dar por buena cada escena, el trabajo de autores, productores, actores, escenógrafos, vestuaristas, técnicos, desarrolladores de contenido y todo el equipo que pensó y creó en varios países, se sintetiza en la frase 'hecha, pasamos a la siguiente'”.

- "Todas las vivencias del director conforman la paleta de colores con los que uno se dispone a pintar, pero cada programa es un cuadro único. Todos los directores tenemos una manera de contar audiovisualmente que nos sale de manera más natural, pero el desafío, dentro de la personalidad de cada uno, es ponernos al servicio del lenguaje de cada programa.”

- "En Violetta usamos planos que acompañan dramáticamente el tono de cada escena, más abiertos para situaciones de humor, más cortos para situaciones emotivas y cuidamos mucho el uso del primerísimo primer plano para no generar angustia en situaciones dramáticas, considerando que estamos contando una historia para niños.”