Header Ads

Las batallas de La Voz… México 3 llegaron a su fin

El último programa de batallas de La Voz… México tercera temporada estuvo lleno de humildad, gratitud, experiencia, confianza, decisiones difíciles y muchos nervios.

La primera batalla de la noche estuvo a cargo del equipo Solís, Tania Zavala y Yomara Cortez compitieron con el tema Costumbres; después de una difícil decisión Yomara fue la triunfadora, Tania fue robada por Wisin y Yandel.

La batalla rockera del equipo Guzmán fue protagonizada por Luis Raúl y Rembrandt W. Supernova, quienes cantaron Es por amor. A pesar del crecimiento y desarrollo de ambos en el escenario, el ganador fue Luis Raúl.

El romanticismo se hizo presente con el equipo Bisbal, Franjo y Manuel Alcocer derrocharon talento al interpretar Vida loca. Con mucho sufrimiento por el talento de ambos participantes, David eligió a Franjo.

Wisin y Yandel eligieron a Danny Belda y Michell Patiño para que compitieran por su pase a la siguiente ronda con el tema Creo en ti; Danny lo logró y levantó la mano del triunfo.

La batalla que puso el sentimiento a flor de piel fue la de Emmanuel Jasso y Pamela Soberanis, quienes pelearon por un lugar en el equipo Solís con el tema Para amarnos más, Pamela fue la vencedora.



Montse Ibarra y Alisia Cons fueron las elegidas por Wisin y Yandel para enfrentarse al cantar Corre, Montse sigue en la competencia.

Samantha Rae y Cristina León del equipo Bisbal ofrecieron una batalla llena de energía con Florecita rockera; Samantha fue la elegida por su coach, Cristina fue robada por la reina del rock.

Dos estilos diferentes fueron elegidos por Alejandra Guzmán para enfrentarse en la última batalla, América Estamates y Marcela Aguilar. Ven conmigo las hizo brillar sin igual; América sigue siendo parte del equipo Guzmán y Marcela fue robada por Marco Antonio Solís.

Por su parte, Marco Antonio Solís y Edith Márquez hicieron una maravillosa presentación con el tema Basta ya.

El ring musical más importante dejó atrás las batallas para darle paso al rescate, donde dos participantes de cada equipo tendrán la oportunidad de reconquistar el corazón y el oído de sus coaches, pero sólo uno podrá seguir en la competencia.