Header Ads

Alex Ubago, Ricardo Montaner, Poncho Lizárraga y Mario Domm serán Los Asesores de La Voz México

Cuatro importantes actores de la escena musical se integran a La Voz… México. Ellos son Alex Ubago, Ricardo Montaner, Poncho Lizárraga y Mario Domm, quienes serán Los Asesores de los coaches en la etapa de Las Batallas.

El cantante español Alex Ubago, quien ha vendido más de tres millones de discos, es ganador de un Grammy Latino y ha fusionado su talento con grandes estrellas internacionales, estará apoyando a Laura Pausini. Ubago está agradecido con Pausini por haberlo invitado a vivir esta experiencia.

Por otra parte, el asesor de Julión Álvarez será Ricardo Montaner, un ícono internacional que es considerado el cantautor romántico por excelencia y uno de los intérpretes más queridos en Latinoamérica.



Por la experiencia que tuvo en La Voz… Colombia, Montaner comentó lo complicado que es tener un panel de coaches que se lleve tan bien y que entre los cuatro tengan tanta química, por ello felicitó al productor Miguel Ángel Fox, pues lo logró al reunir en este programa un excepcional panel de coaches con Yuri, Ricky Martín, Laura Pausini y Julión Álvarez.

Yuri tendrá a su lado a Poncho Lizárraga, el líder de la madre de todas las bandas, un artista que lleva la música regional en las venas y ha vendido más de 20 millones de discos. Poncho destacó lo importante que es para él conocer a tantos chavos con tanto talento, “pues en México hay mucho potencial y esto se verá cada domingo durante las trasmisiones del programa”.

Ricky Martin tendrá como asesor a Mario Domm, quien es un productor, compositor y cantante de los más prolíficos de la escena musical en México. Es el líder del grupo Camila y con él ha alcanzado importantes logros internacionales.

Domm comentó que no sólo estará en el programa para apoyar a los participantes, pues también “nos llevamos una experiencia súper nutritiva, ya que ellos nos recuerdan de dónde venidos, que a veces se nos olvida”. Finalmente dijo estar feliz y honrado por acompañar a alguien como Ricky Martin, a quien admira mucho.