Header Ads

MI5: Ethan Hunt In Extremis

El quinto episodio de la serie “Misión: Imposible” redefine el término imposible.

Esto es algo que la franquicia cinematográfica ha hecho desde su inicio hace dos décadas, con un asombroso éxito taquillero: en cada nueva película, el equipo liderado por el dedicado actor y productor Tom Cruise descubre formas de cumplir e incluso exceder las expectativas del público, cada vez de maneras distintas. Después de su comienzo como un fenómeno de culto en la televisión de la década de 1960, “Misión: Imposible” se convirtió en un fenómeno cultural del Siglo XXI, un evento cinematográfico que amplía constantemente los límites donde las clásicas intrigas de espía versus espía se integran en creativas secuencias de acción que se han vuelto legendarias.

Esta vez el icónico personaje de Cruise, Ethan Hunt, se encuentra en un conflicto imparable, un peligro físico, mental y emocional; a partir de los primeros momentos de la película, literalmente de altos vuelos, pasa de un evento inclemente para entrar a otro. La situación de Hunt es precaria en todos los niveles. La IMF tiene demasiados entresijos, la CIA no confía en él, y además descubre una agencia de espionaje sin escrúpulos con el poder de derrotar a cualquier nación que enfoque; lo peor es que desean reclutarlo para su cruzada de destrucción o prefieren verlo muerto. En esta difícil encrucijada, Hunt debe probar la lealtad de su equipo, su propia y célebre resistencia y los planes ocultos de Ilsa Faust, la irresistible espía secreta que salvó su vida.

Para Cruise, esta quinta ocasión de interpretar a Hunt y fungir como productor representó otra oportunidad de ver qué tan lejos puede llevar tanto al personaje, como al género mismo de sofisticados juegos de espionaje global. A Tom le gusta elevar las expectativas, a menudo de modo exagerado, con cada nueva película de “Misión: Imposible”.

“Cada vez que creo que lo he visto todo y he realizado todos los retos de acción que puede tener una película, el siguiente proyecto introduce nuevos desafíos de distintas clases, ya que ampliamos constantemente no sólo las secuencias de acción, también la narración y los personajes”, explica Cruise. “Para mí, la máxima película de ‘Misión’ nunca es sólo de acción y suspenso, aunque nos encanta innovar en esa área. En realidad se trata de una combinación de acción, intriga y humor dentro de esta experiencia específica e impactante que creamos para el público. Se trata de dar a los espectadores la más grande sensación de aventura y enorme escala, al tiempo que mantenemos una percepción clásica del cine. Pienso que logramos esto más que nunca en ‘Nación Secreta’”.



Desde que comenzó como un programa de televisión en 1966, “Misión: Imposible” se centró siempre en la extrema presión de un reloj que marca los segundos, el límite urgente para detener intrigas mortíferas. Con la franquicia de cine esta idea floreció en una filosofía de realización cinematográfica integral basada en aumentar la presión sobre Hunt, quien por ello debe elevar la creatividad, el dominio y la madurez que necesita para sacar adelante su misión.

Esto representa un gran reto para Cruise y todos los realizadores cinematográficos que se han unido a la serie, pero es un reto que a ellos les fascina. Como expresa el productor ejecutivo Jake Myers: “Misión: Imposible’ no es sólo una franquicia, es una filosofía completa por sí misma. Creo que la razón detrás de la popularidad de las películas es que los cinéfilos saben que en cada nuevo episodio podrán ver cosas distintas a lo que conocen hasta ese momento”.

En la cinta previa de la serie, “Protocolo Fantasma”, vimos a Hunt transformarse de un lobo solitario en un líder de equipo; ahora necesita perfeccionar bajo una terrible presión su capacidad de liderazgo recién descubierta. Hunt debe conservar unido al equipo de la IMF y evitar que se desintegre, al tiempo que mantiene al mundo a salvo de El Sindicato. Afirma Cruise: “Este episodio trata de las complicaciones de la amistad que surgen cuando estos tipos deben soportar enormes presiones. ¿En quién puedes confiar y en quién no? ¿Quién te respaldará realmente si las cosas se ponen mal? ¿Quién va a mantener su cabeza fría cuando esté bajo ataque? Y lo más importante, ¿cómo vamos a trabajar juntos para lograr que esto ocurra? Creo que ‘Nación Secreta’ se trata de hallar este aspecto íntimo del verdadero trabajo en equipo frente a la maldad pura”.

El productor J.J. Abrams, que dirigió “Misión: Imposible 3”, dice: “Hay algo en la franquicia de ‘Misión: Imposible’ que es extraordinariamente grato y evoluciona con el tiempo: este grupo de personas que usan todos los recursos y herramientas a su disposición para pelear por el bien. Nos atrae unirnos a ellos en un mundo que es un emocionante paseo de modo indirecto. Además Tom siempre aporta un grandioso humorismo como Ethan Hunt”.

Este sentido del humor se refina incluso más en “Nación Secreta”, afirma el productor David Ellison, fundador y Director Ejecutivo de Skydance, compañía que produjo también “Protocolo Fantasma”. “Creo que una de las grandes sorpresas de esta cinta para los cinéfilos será disfrutar lo divertida que es, estoy seguro de que se van a reír mucho. Además del humor hay un alto nivel de inteligencia en la historia y en la forma en que interactúan los personajes; por supuesto, también está el suspenso incesante e intrépidas aventuras. En esta película todos se esforzaron para crear escenas prácticas de acción en vivo frente a la cámara, lo cual la convierte en una experiencia enormemente entretenida para los espectadores en todos los ámbitos”.

En “Nación Secreta” Ethan se dedica más que nunca a desarticular el destructivo poder del mal, en parte debido a que maduró como agente y como persona. “Ethan evolucionó”, observa Cruise. “Está aprendiendo a escuchar a la gente, pese a que aún sigue sus propios instintos. Creo que de verdad progresó en términos de entender a las personas por quiénes son, y esto lo incluye a él mismo. Siempre he visto a Ethan como alguien que es muy hábil, tiene una enorme capacidad atlética y es incansable para seguir lo que considera correcto hasta las últimas consecuencias, pero no es un superhéroe, más bien es muy humano”.

La humanidad de Hunt es sometida a una dura prueba cuando confronta a un archienemigo que es su imagen oscura en un espejo, un agente que distorsionó su compás moral. “En esta cinta Ethan y su equipo se enfrentan a un villano terrorífico que es equivalente a ellos, alguien que los iguala física, intelectual y emocionalmente”, explica Cruise. “Justo desde los primeros instantes de la trama, Ethan y el equipo le pisan los talones y lo siguen sin cesar de una situación a la siguiente. La acción es estremecedora, pero genuina con el espíritu de ‘Misión: Imposible’, dentro del suspenso también hay mucho humor y romance”.

La productora Dana Goldberg, Directora Creativa de Skydance, destaca que para Cruise personificar a Ethan es algo que nunca considera un trabajo terminado, más bien una evolución. “Tom siempre tiene una alta expectativa de excelencia en todo lo que hace, pero creo que es incluso superior cuando se trata de ‘Misión: Imposible’”, dice ella. “Se aproxima a Ethan preguntándose: ¿cuál es la verdadera forma en que Hunt respondería a este suceso dado y bajo esta presión? Ésta es una de las cosas en que Ethan siempre ha sido bueno, en manejar extrema presión que no cesa. Pero ahora Tom interpreta a Ethan como un tipo más maduro e inteligente, un espía que creció en cierta forma, que logró aceptar cuál es su papel y los costos que conlleva. Un hombre que aprendió a confiar en su equipo y a compartir. Puedes sentir la sinergia entre el personaje y el actor”.

En su apuesta para continuar con la reputación de la serie no sólo por mezclar géneros, sino también por sus innovadores e impactantes visuales, fue Cruise quien llamó al director Christopher McQuarrie, con quien trabajó como guionista en “Valkyrie” y “Edge of Tomorrow”, así como director en “Jack Reacher” por primera vez.

“Chris tiene una mente increíble. Es un extraordinario escritor y un extraordinario realizador cinematográfico, así que ver su sensibilidad aplicada a este género me emocionó mucho”, resume Cruise. “Chris y yo compartimos la necesidad de hacer en cada momento lo mejor que podamos”.

Como el cerebro y el corazón detrás de la franquicia entera, el compromiso total de Cruise no es sólo con su papel y las acrobacias, sino también con la realización cinematográfica, resalta Don Granger, Vicepresidente Ejecutivo de Producción de Skydance, uno de los productores del proyecto. “Es impresionante que en medio de una película de ‘Misión: Imposible’, con exigentes escenas de acción y un programa físicamente agotador para Tom, él hace una gran interpretación como Ethan, pero además permanece ahí todo el día y en la tarde después de la filmación, pues siempre se involucra de modo increíblemente productivo con la imagen completa de la película”.