Header Ads

Ignacio Ortiz en TAP de Canal Once

La orilla de la Tierra, Cuentos de hadas para dormir cocodrilos, Mezcal y El mar muerto, son algunos de los largometrajes que le han dado fama al guionista y director Ignacio Ortiz, protagonista del nuevo capítulo de Taller de Actores Profesionales (TAP), Especial Directores que se transmitirá este sábado 7 de noviembre a las 21.30 hrs.

Originario de Teposcolula, Oaxaca, Ortiz ha sido distinguido con la Diosa de Plata, cuatro premios Ariel y siete nominaciones al mismo galardón; la Mención Especial del Jurado y el Premio de la Crítica, en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara, entre otros reconocimientos.



Al hablar con Oscar Uriel, conductor de la serie TAP, sobre la primera cinta que vio en la vida, Ignacio Ortiz recuenta que “en ese entonces las refresqueras llevaban su planta de luz a poblados sin energía eléctrica y proyectaban cine en la pared exterior de la iglesia. Recuerdo perfectamente que fue El Mal, de Gilberto Gazcón, y desde entonces la tengo presente”.

Cuando contaba apenas con 16 años de edad, Ortiz se unió a una compañía cinematográfica que iba de pueblo en pueblo dando funciones, lo que le permitió ver películas mexicanas y una gran cantidad de westerns. Al terminar la secundaria, llegó a vivir a la ciudad de México, donde continuó sus estudios de preparatoria, y más adelante tomó un curso de guión en el Centro de Capacitación Cinematográfica, para posteriormente estudiar la carrera de Medicina en la UNAM, misma que abandonó cuando hacía su servicio social, para estudiar Dirección en el citado centro, donde conoció al también director Carlos Carrera.

A pregunta expresa de Óscar Uriel, en relación al motivo por el cual abandonó su tierra natal, Ignacio Ortiz sonríe y recuerda: “Mi padre fue el culpable. Él fue bracero en Estados Unidos. Y yo siempre le preguntaba: ‘Oiga, ¿y qué hay detrás de la montaña, qué hay allá lejos?’ él se quedaba pensando y luego respondía algo que a mí me resultaba entrañable ‘Hasta allá hay un lugar donde se abren los puentes para que pasen los barcos’. Ese es un tema recurrente que siempre trato de meter en alguna película”.

Tocante a La orilla de la tierra, su ópera prima, el creador oaxaqueño comentó que surge a partir de tres ideas: “Un pueblo donde no hay hombres, la relación de hermanos –que siempre me ha obsesionado—, y la locación. Si yo no he visto una locación difícilmente se me ocurre una película”.

Asimismo, indicó que “El mar muerto –que también forma parte de su filmografía- es una película eminentemente urbana. A mí me atrae mucho el centro de la ciudad. Ese centro de La Lagunilla. Me gusta cuando están barriendo, cuando están tirando la basura. Me gustan los personajes que atraviesan y cuando los miro me pregunto ‘¿y este a dónde irá y qué le habrá pasado?’ Ese es el punto de partida para establecer un antes y un después”, explica.

Conoce más de este cineasta oaxaqueño en el programa que le dedica el Especial Directores, del TAP, mañana sábado 7 de noviembre, en punto de las 21.30 horas.

VIDEO