Header Ads

A la *&$%! con los zombis: Comentarios del director

Sobre qué impulsó a Landon para filmar “A la *&$%! con los zombis” y su transición al género de horror-comedia

Cuando leí el guión para esta película quedé impactado al instante por su tono juguetón, al estilo Amblin. Se sentía algo tonta y loca, pero de un modo totalmente fresco y entretenido. Como escritor y director siempre he usado la comedia en mi trabajo, incluso en el género de horror. Disturbia tenía momentos de comedia, igual que la mayoría de las películas Paranormal Activity, especialmente en su primer acto. Me gusta utilizar la comedia para relajar al público y conectarlo con mis personajes. También siento que la comedia y el horror forman una pareja extraña pero perfecta. Los dos géneros dependen de la estructura y el equilibrio. En la comedia hay un ritmo muy similar al del horror.

Sobre su inspiración creativa para la película

Crecí viendo cintas como The Goonies, Monster Squad y Gremlins. Todas tenían una energía traviesa y peculiar. Así que busqué aportar ese mismo espíritu a la película A LA *&$%! CON LOS ZOMBIS. Y para ampliar las cosas un poco más, añadí a la mezcla una pizca de Raimi. Creo que el resultado es algo que se siente contemporáneo, pero a la vez es innegablemente retrospectivo. Deseaba que A LA *&$%! CON LOS ZOMBIS tuviera el encanto de los años 80, pues considero que ha faltado durante mucho tiempo en las películas tradicionales. Definitivamente también hay una conexión personal entre yo mismo y los tres Scouts de la trama. Para mí fue difícil despedirme de la niñez y en cierta forma entré a la madurez renuentemente. Además me identifiqué con el deseo de ser aceptado por mis compañeros, sabiendo que era un poco “distinto”. En mi caso yo era simplemente un chico gay que intentaba conocerme a mí mismo, pero creo que el esfuerzo para ser aceptado es una vivencia universal para las personas. De verdad me interesó explorar el deseo de ser aceptado, pero al mismo tiempo permanecer auténtico contigo mismo. Y todo esto ocurre mientras la gente muere en el transcurso de un apocalipsis zombi. (RISAS).



El proceso de selección del elenco

Para mí, seleccionar el elenco es siempre un proceso instintivo. Es como enamorarse, simplemente sientes cuando conoces a la persona ideal. Vi a Tye Sheridan (Ben) en Mud y supe que era el Ben perfecto. Él encarna todas sus cualidades: un buen corazón, cierta inseguridad de adolescente, un gran sentido del humor y una profunda lealtad. Tye tiene todo eso. Fue una elección fácil para mí. Logan Miller (Carter) vino a una audición y me pareció inteligente y sarcástico. Tiene un rápido ingenio y una lengua aguda, al estilo de Carter. Sus habilidades de improvisación eran muy buenas y nunca dio una nota en falso. Joseph Morgan (Augie) vivía en Chicago y al ver su video me convenció. Interpreta a Augie con gran sinceridad y confianza. Te puede hacer reír con un gesto y golpearte con una mirada. He dicho varias veces que me recuerda a un joven John Candy de la mejor manera. Lo más difícil fue asignar el papel de Denise, pero encontré a Sarah Dumont (Denise). Es un personaje original que yo concebí pues deseaba ver a una mujer fuerte en la película. Básicamente imaginé a un chico genial en el cuerpo de una hermosa muchacha. Sarah es la persona idónea. Es sumamente bella pero tiene el lenguaje de un camionero y la arrogancia de una estrella de rock. La primera vez que la vi sosteniendo una ametralladora de utilería me pareció estupenda. Esta vibración intimidante le queda como un guante.

La experiencia en el set

Estar en el set de esta película fue una de las experiencias más agradables y agotadoras para mí. Fue un placer debido a las personas con las que tuve el privilegio de trabajar, desde el maravilloso elenco, un estudio que te respalda, el equipo de trabajadores más eficiente del planeta. Fue fatigoso por las largas horas que invertimos. Filmamos muchas noches y dormimos poco. Fue una cinta ambiciosa en su escala pero con un presupuesto modesto, así que básicamente intentamos comprimir una película de 20 libras dentro de una bolsa de 10 libras. Afortunadamente tuve al más excepcional director de fotografía (Brandon Trost) que filmó todo de modo excepcional, al mejor asistente de dirección (Dale Stern) que mantuvo las cosas activas con una sonrisa, y al gran productor de línea alemán (Samson Mucke) que literalmente exprimió cada centavo para asegurar que todo llegara a la pantalla. Además colaboró el excelente mago de efectos especiales Tony Gardner, que hizo un admirable trabajo con nuestros efectos prácticos. Acordamos mantener la película en un panorama de los años 80, lo cual significó hacer las cosas de modo práctico en la mayor medida posible. Por ejemplo: los gatos zombis. La simple idea era ridícula. Y ver a una marioneta zombi que aparece sobre el hombro de Augie hace que todo se sienta mucho más genial y tonto. Creo que los efectos prácticos predominan. Punto.

La colaboración con el Artista de EDM Music, Dillon Francis (“DJ”)

Ya era fan de la música de Dillon, pero cuando lo conocí en persona pronto me di cuenta de que tiene el mejor sentido del humor y toneladas de carisma. Si lo hubiera conocido antes quizá estaría en cada escena de esta película. Es alocado y divertido, además compone música maravillosa.

Lo que el público puede obtener de la película

Deseo que las personas entren al cine y pasen una hora y media entre grandes gritos y risas. Esta cinta es un paseo en un parque de diversiones. Creo que lo más sorprendente que experimentará el público será su afecto y conexión con los personajes. Son adorables y la gente se puede identificar con ellos. Todos trabajamos duro para lograr que esta película fuera lo más divertida posible y espero que los espectadores la disfruten tanto como nosotros disfrutamos al realizarla.