Header Ads

La La Land: Emma Stone / El Objetivo de Mia

La aspirante a actriz Mia parece estar atrapada en un círculo interminable entre su trabajo como barista y audiciones infructuosas cuando se encuentra topándose repetidamente con el mismo pianista de malos modales en un convertible- quien rompe el encanto.

Interpretando a Mia está la nominada al Premio de la Academia, Emma Stone, cuyos papeles han abarcado desde Superbad y Easy A a The Help y Birdman. Stone se enfrentó con un desafío inigualable con el papel- interpretando a un personaje que tiene que estar al mismo tiempo anclado en objetivos y sentimientos reales, y al mismo tiempo ser capaz de hacer erupción en una fantasía musical en cualquier momento, combinando los dos constantemente. Fue de gran ayuda que Stone no solamente ha explorado las profundidades de los papeles dramáticos, sino que tiene las habilidades de una veterana de Broadway que recientemente actuó en el revival de Sally Bowles de Cabaret.

Damien Chazelle habla sobre la aportación de Stone: “Simplemente el nivel de su actuación en las escenas de canto y baile y la manera en la que ella expresa tales gamas de emoción es increíble. Creo que ella es una de las grandes actrices de nuestro tiempo y puedes crear algo sin diálogo, solamente a través de su cara, sus ademanes y su lenguaje corporal. Ese era el ideal que yo estaba buscando- contar la historia y construir al personaje, a través de la canción y el baile- y Emma logró hacerlo y también crear una mujer muy real”.



A Ryan Gosling le pareció casi surreal que hubieran escogido a Stone en el casting. “No hay nadie más como Emma. Ella es única, y refleja esa misma cualidad en Mia. Sientes empatía por Mia como alguien que ha estado trabajando en Los Angeles, tratando de obtener un respiro, porque puedes ver lo especial y única que es. Pero también ves que Mia es un poco diferente y no necesariamente lo que las personas en el entretenimiento están buscando- en donde a menudo quieren personas que sean intercambiables por otras. Y ella simplemente no es eso”. Gosling agrega: “Ella también es una bailarina increíble y yo realmente me apoyaba mucho en ella, literalmente”.

Los productores vieron a Stone dar una relatividad matizada de mujer actual al personaje que vive en lo que parecería un mundo enrarecido. Jordan Horowitz dice: “Emma aporta un carácter terrenal- puede ser una palabra muy utilizada pero con su actuación en esta película tiene sentido. Ella simultáneamente aporta la calidad de una enorme estrella de cine pero parece tan humana y auténtica al mismo tiempo. Es muy fácil enamorarse de ella, y también ver dentro de sus emociones, y por lo que está pasando Mia, lo cual de muy importante”.

Marc Platt agrega: “No todos tienen el sueño de convertirse en actriz pero la forma en la que Emma interpreta a Mia trasciende eso. Puedes sentir que los sueños de Mia podrían ser los sueños de cualquiera, lo que quieras en la vida, y ella es particularmente efectiva en eso”. La forma en la que Stone fue capaz de entrelazar el mundo interno tan complejo de su personaje con un baile ligero como el viento también se ganó a los cineastas. “El baile de Emma parece sin esfuerzos y natural, incluso cuando sabemos que trabajó mucho para llegar ahí. Ella hizo que todo lo relativo al persona se sintiera como que había sido hecho a su medida” dice Horowitz.

La coreógrafa Moore fue testigo de la profundidad del compromiso de Stone en cada gama de su papel: “Emma está llena de espíritu que puedes sentir no solamente en sus palabras sino también en sus movimientos. Ella es una de esas personas que se sumerge en un proyecto con intensidad y conforme ensayábamos, cada vez era mejor. Fue un proceso increíble verla convertirse en una bailarina de verdad”.

Al principio del proceso, Stone se reunió con Chazelle, quien le presentó sus ideas sobre algunos de los números musicales. “Fue embriagador” recuerda Stone. “La idea de contar esta historia tan moderna de dos artistas novatos- pero en una versión al estilo de musical de los 1950’s en la ciudad actual de Los Angeles- se convirtió en algo muy emocionante para mí rápidamente”.

El deseo de Mia por algo más que lo ordinario también fue algo cercano para ella. “Mia se siente impulsada por algo que tal vez ella no comprenda completamente” dice Stone. “Ella quiere ser una artista en una ciudad de tanta gente que parece ser como ella. Siente que hay algo especial dentro de ella pero no sabe realmente qué es. Puedo sentirme relacionada con ella en ser una actriz e ir a audiciones pero todavía más que eso, había algo tan emocionante de llevarla a este mundo musical en el que de repente puedes dar vuelta en una calle y empezar a cantar. Fue un desafío maravilloso”.

Aunque ella ha tenido ya experiencia con el teatro musical, como Gosling, Stome pasó meses preparándose- y floreciendo en el proceso. “Tuvimos mucha preparación con Mandy Moore y por dos meses, ensayamos cada día” explica. “Fue tan divertido, porque ya he tomado clases de baile en el pasado, pero aquí tuvimos que aprender tap y jazz y baile de salón- nuevos lenguajes para el baile”.

Stone también señala que la perfección no era el objetivo en cuanto a los movimientos de baile. “Nuestros personajes son artistas novatos, así que nunca pedimos que fueran bailarines y cantantes brillantes. De hecho, Damien quería que nuestra relación pareciera viva y cruda de cierto modo, aunque somos parte de unos increíbles números de baile cinematográficos. Así que algunos pequeños errores y fallas naturales fueron bienvenidas de brazos abiertos” explica.

En cuanto a lo que Mia aprende del romance, Stone reflexiona. “Yo creo que Mia y Sebastian se inspiran el uno al otro para hacer cosas diferente” dice. “Ambos se encuentran atrapados en la rutina cuando se conocen y se sienten estancados creativamente. Pero algo hermoso que hace Sebastian por Mia es preguntar, ‘¿Por qué no creas tus propias historias para contar como actriz?’ Y creo que ella necesita eso, porque ha olvidado inclusive que tiene esa habilidad. Al mismo tiempo, Mia hace que Sebastian se abra a la idea de que tal vez se puede expandir y perseguir su arte de maneras que no había explorado antes. Al final, creo que abren mundos nuevos que ambos tenían dentro de ellos mismos pero nunca se habían atrevido a acceder”.

Para Chazelle, la pareja de Stone y Gosling era alquímica. Resume: “Hay un lenguaje propio entre Ryan y Emma, no solamente en persona, sino que también en la pantalla. Ellos hacen algo muy difícil en esta película, que es aterrizar el más etéreo de los géneros. Se necesitan actores como Ryan y Emma para establecer esta historia dentro de vidas reales y hacerla humana. Hay muy pocas personas que pueden estar en el momento y al mismo tiempo ser unas grandes estrellas de cine del modo que esta película necesitaba”.

También sabía lo que quería de ellos, incluso cuando era algo completamente inefable: “Para mí, se trataba de un sentido de gracia que tenía que estar en la película. Tenía que haber algo que brillara y efervescente cuando estaba juntos- algo lleno de burburjas, como la champaña” resume Chazelle.