Header Ads

Baywatch: Humo sobre el agua

Para ampliar los límites de una ‘diversión soberbia’, Baywatch Guardianes de la Bahía presenta además gran cantidad de extraordinarias escenas de acción.

El mandato de Johnson fue sencillo. “Debemos hacer acciones impactantes y excepcionales sobre el agua; algo que no esperarías usualmente de una película de Baywatch Guardianes de la Bahía”.

“En cierto modo los salvavidas se parecen a los bomberos”, dice Gordon. “Tienen mucho tiempo de descanso para relajarse, pero cuando es momento de salvar a alguien, su trabajo se convierte en algo increíblemente peligroso. Arriesgan sus vidas para salvar las vidas de personas extrañas”.



Para diseñar las heroicas acciones que desafían la muerte en Baywatch Guardianes de la Bahía, Gordon acudió al grupo de dobles veteranos de Kevin Scott (Deepwater Horizon), director de la segunda unidad/supervisor de acrobacias, así como a J.J. Dashnaw (Avatar), coordinador de acrobacias.

“Queríamos representar de modo realista las distintas formas de rescatar a las personas, así que usamos helicópteros, cuatrimotos y motos acuáticas”, expone Gordon. “Esto fue maravilloso pues un día los salvavidas reales pidieron prestada nuestra moto acuática para ayudar a alguien porque la suya estaba en el taller”.

En una escena impactante, Efron corre a toda velocidad en motocicleta por un muelle donde hay una gran multitud para ayudar a una familia que se ahoga.

“El personaje de Zac pone en peligro a mucha gente cuando intenta salvar a una familia que cayó por el borde del muelle”, dice Gordon. “Pensé que sería un modo genial de mostrar lo impulsivo que es su personaje y terminó como una secuencia muy divertida”.

“También tenemos una estupenda persecución en motocicleta que se filmó en una sola toma”, añade Flynn. “De hecho nunca vi algo igual en términos de atravesar por una muchedumbre y saltar fuera del muelle. Es una secuencia épica y creo que al público le encantará”.

El rescate más elaborado de la cinta involucra a todo el equipo de Baywatch Guardianes de la Bahía cuando logran salvar a un trío de damiselas en peligro (la cantante pop mexicana Belinda, la súper modelo brasileña Izabel Goulart y la modelo de trajes de baño Charlotte McKinney) que están en un barco en llamas en medio del océano.


“Buscamos que nuestras secuencias de acción fueran creativas y divertidas”, explica Johnson. “Los problemas pueden ser muy intensos y avanzar rápido cuando ocurren entre el océano y el fuego”.

“Para salvar a las chicas del barco ellos deben nadar debajo de un fuego activo sobre la superficie del agua”, amplía Gordon. “No sabíamos cómo se vería algo así”.

“No hay un manual o una guía para hacer algo parecido a esto”, resalta Flynn. “En realidad tuvimos que descifrar todo por nuestra cuenta. Implicó una cuidadosa planeación y un profundo análisis de los problemas de seguridad, ingeniería y matemáticas, eso me fascina. Deseas que los actores hagan en persona la mayor parte de las escenas de acción sin ponerlos en peligro”.

“Debido a que gran parte de la película transcurre sobre la superficie del agua o debajo de ella, construimos diversos tanques para filmar las escenas submarinas”, dice Gordon. “Fue asombroso crear y diseñar la forma en que los actores pudieran hacer las cosas de manera segura, luego lo embellecimos con efectos visuales que verdaderamente ponen a los espectadores dentro de ese barco. Considero que esto se eleva muy por encima del promedio de las comedias de acción”.