Mostrando las entradas con la etiqueta Misión Imposible. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Misión Imposible. Mostrar todas las entradas

Película Misión: Imposible – Nación Secreta

julio 25, 2015
Tom Cruise regresa como Ethan Hunt para afrontar su misión imposible más ardua hasta la fecha en “Misión: Imposible – Nación Secreta”, el quinto episodio de la serie cinematográfica de acción y suspenso cada vez más elevados.

La agencia de espionaje extremadamente encubierta conocida como la IMF ha estado en riesgo, pero ahora se enfrenta a una disolución total, a pesar de que el más tremendo peligro aún desconocido para el mundo libre se agazapa en las sombras. Esta amenaza es El Sindicato, un impenetrable grupo de espías renegados perfectamente entrenados que abandonaron sus países para perseguir sus propios planes, un proyecto para desestabilizar los fundamentos de la civilización. Durante mucho tiempo se rumoró que El Sindicato era sólo un delirante mito entre los espías. Pero Ethan Hunt descubre que desafortunadamente esta nación sin escrúpulos no sólo es real, sino que representa una bomba de tiempo a punto de detonar el mundo entero si él no entra en acción. La CIA no lo escucha. Su propio equipo está en riesgo. Sin embargo Ethan nunca volverá la espalda a los más espinosos retos.

Cada una de las cualidades que convirtieron a Hunt en un hombre indispensable es puesta a prueba una vez más cuando afronta al máximo archienemigo: su capacidad de moverse a voluntad en circunstancias que te paran el corazón; sus refinados viajes a glamorosos destinos globales; su anhelo de que el mal sea castigado y el bien prevalezca. Desde Viena hasta Casablanca, desde el exterior de un avión militar en vuelo hasta las profundidades submarinas, Hunt llegará a cualquier extremo para vencer a la más terrible amenaza contra la que debe luchar en una carrera construida sobre grandes riesgos. Pero sobre todo hará lo único que importa verdaderamente: mantener la lealtad a sus amigos y la idea de que es capaz de superar lo imposible.



Para hacer equipo con Cruise retornan los actores que interpretan a los agentes colegas de Hunt: Jeremy Renner como William Brandt; Simon Pegg como el niño prodigio Benji; y Ving Rhames como Luther Stickell. Como novedad se unen a la acción la actriz sueca Rebecca Ferguson (“Hercules”) en el rol de la misteriosa Ilsa Faust; Sean Harris (“Prometheus”) como Solomon Lane y Alec Baldwin, tres veces ganador del Golden Globe, como Alan Hunley, Director de la CIA.

Paramount Pictures y Skydance presentan una producción de Tom Cruise / Bad Robot: “Misión: Imposible – Nación Secreta”. La película es dirigida por Christopher McQuarrie (“Edge of Tomorrow”, “Jack Reacher”, “The Usual Suspects”); el guión es de Christopher McQuarrie y la historia de Christopher McQuarrie y Drew Pearce, basada en la serie de televisión creada por Bruce Geller. La cinta es producida por Tom Cruise, J.J. Abrams, Bryan Burk, David Ellison, Dana Goldberg y Don Granger, con Jake Myers como productor ejecutivo. El experimentado equipo de la película incluye el retorno del director de fotografía Robert Elswit y el diseñador de producción Jim Bissell, además del editor Eddie Hamilton y el supervisor de efectos visuales David Vickery. La diseñadora de vestuario es Joanna Johnston y la música es de Joe Kraemer.

MI5: Lo nuevo en la misión

julio 25, 2015
Mientras “Nación Secreta” conjunta otra vez a los mejores y más brillantes miembros de la IMF para la candente persecución de El Sindicato, la película también presenta nuevas caras en el mundo de Hunt. Algo notable es que Ethan conoce a una mujer que literalmente lo pone de cabeza, pues tiene conocimientos y habilidades que rivalizan con los suyos.

Para encarnar a Ilsa, la mujer que pone en jaque a Hunt, los realizadores cinematográficos eligieron a Rebecca Ferguson, una actriz relativamente desconocida que proviene de Suecia y hace poco participó en “Hercules”. Ella obtuvo el papel en parte debido a que fue una sorpresa total, explica Christopher McQuarrie. “Cuando vi por primera vez a Rebecca en una cinta era muy distinta a lo que imaginé. Pero Tom y yo nos miramos y dijimos, ‘debe ser ella’. Notamos de inmediato que tenía la energía que buscábamos, era independiente, elegante, llena de gracia y madurez”, observa el director. “La llamamos para hacer una lectura con Tom y se compenetraron instantáneamente. Todos nos quedamos inmóviles y percibimos la química”.

Lo único que Ferguson no tenía era una gran experiencia en escenas de acción. Pero lo que le faltaba de práctica lo compensó con su disposición a intentar cosas que la aterraban. “Rebecca tuvo sólo unas pocas semanas para entrenar antes de comenzar la filmación”, recuerda McQuarrie. “No hubo mucho tiempo y para ser franco, ella tenía bastante miedo a las alturas y claustrofobia; sin embargo, cuatro semanas después, ¡saltaba del techo de la Sala de Ópera de Viena! Nunca simuló que no le daba miedo, pero se obligó a hacerlo y se volvió tan experta que parecía como si tuviera una larga experiencia”.

A Tom le impresionó el modo en el que Ferguson superó decidida las enormes exigencias físicas de su papel sin perder los rasgos femeninos e intrigantes de Ilsa Faust, además de expresar un carácter que hace que Hunt crea en ella a pesar de sí mismo. “Es una actriz poderosa y también muy carismática. Irradia tanto elegancia como inteligencia”, comenta Cruise. “Chris y yo hablamos mucho acerca de lo que debía tener Ilsa, queríamos una mujer fuerte, alguien intensa y misteriosa para que el público estuviera en el borde de su asiento observándola, se pudiera identificar con ella y también quedara impactado por su personalidad”.

Continúa: “Rebecca no había hecho antes este tipo de películas de acción, pero por suerte es una atleta natural. Incluso ella misma no sabía lo buena que era hasta que comenzó a entrenar. Cuando trabajamos juntos siempre le decía, ‘mira, eres realmente talentosa en esto’. Es verdad. Su coordinación mano y ojo, la forma en que se mueve, es instintivamente enérgica. Pienso que fuimos afortunados de encontrarla; estoy seguro de que cautivará a los espectadores”.


Ferguson supo en seguida el enfoque que debía integrar en su papel: ser la contraparte de Ethan de modo evidente como mujer. “Ilsa es la Hunt femenina”, resume. “Y ésa es la razón por la que él en cierta forma coincide en todo con ella. Algo que me encanta del personaje es que tiene una faceta muy dura que se entrelaza con una gran vulnerabilidad. Es fuerte y animosa, igual que Ethan, pero creo que también es una mujer con la que el público se puede identificar”.

A Ferguson le entusiasmó trabajar en una serie que disfrutó durante años como cinéfila. “Siempre me fascinó ‘Misión: Imposible’”, dice. “Me gusta que puedas esperar lo inesperado. Al ir al cine sabes que disfrutarás la más moderna tecnología, grandes acrobacias y maravillosos actores. Esta película es un gran recorrido lleno de emociones de la mejor clase”.

Sin tiempo que perder, ella explica que se dedicó al entrenamiento con todas sus fuerzas. “Debía practicar seis horas al día y seis días a la semana todas las acrobacias, aprender los aspectos específicos de los golpes, agacharme y zigzaguear, saltar y moverme”, describe. “El entrenamiento fue detallado y concreto. A la vez debía encontrar la forma personal de moverse y de pelear de Ilsa. Llegué a imaginarla como una gata, alguien que saca las garras ante cualquiera que la ataque. Ella usa el puro impulso corporal para vencer a tipos mucho más grandes. Mientras entrenaba hallamos para ella este estilo de pelea crudo y animal que es estupendo, enteramente distinto a cualquier hombre que has visto”.

Ferguson dice que no pudo cuestionarse demasiado lo que debía hacer, pues literalmente se integró en el entrenamiento de las acrobacias y eso la ayudó. “Trabajar con las acrobacias fue todo un reto. Tengo claustrofobia y vértigo, pero de alguna forma fui capaz de lanzarme al aire desde altos edificios y sumergirme bajo el agua. Debía hacerlo, así que lo hice”, comenta.

J.J. Abrams quedó impresionado por lo que ella aportó. “Es grandioso ver a una mujer en el mundo de las películas de acción de espionaje, donde usualmente los hombres acaparan la mayoría de las grandes escenas, aquí ella tiene momentos tan intensos como cualquier tipo. Rebecca es una magnífica actriz”, afirma.

Para Dana Goldberg, el rol de Ferguson tuvo una emoción especial. “Ilsa es un hermoso personaje tridimensional y me encantó ver a una mujer genuina y poderosa en el centro de ‘Misión: Imposible’”, confiesa. “Ella tiene habilidad física, pero también el talento de entrar y salir de estas peligrosas situaciones. Uno de mis momentos favoritos en la película es la mirada en la cara de Tom Cruise cuando la ve por primera vez en acción, queda impactado por ella, al igual que ocurrirá con el público”.

También se une por primera vez a la franquicia de “Misión: Imposible” el actor Alec Baldwin, nominado a un Oscar® y ganador de un Golden Globe y un Emmy; él aporta su ingeniosa gravedad al papel de Alan Hunley, el oficioso Director de la CIA, que no tiene fe en Ethan Hunt o en su creencia de que El Sindicato está a punto de asestar un golpe terrible. Cruise apreció la oportunidad de integrar a Baldwin en el mundo de “Misión: Imposible”.

“Alec no me decepcionó. Su interpretación como Director de la CIA es magnífica, pues es un antagonista natural para Ethan y ejerce una enorme presión sobre todo su equipo”, dice Cruise.


Don Granger añade: “Alec aporta algo especial al rol y no creo que lo hubiéramos previsto. Es como la mitad de Jack Ryan, y la mitad de Jack Donaghy de ‘30 Rock’. Fue grandioso observarlo”.

“Hunley es parte importante en la historia y Alec suma otra gran personalidad a la mezcla”, dice Goldberg. “Quizá comparte la resistencia contra la IMF, pero no es exactamente un tipo malo. Es un patriota y también la voz de la sensatez, sin embargo, no puede escapar al factor inquietante de que lo que hace la IMF parece funcionar. Él interpreta una perspectiva muy divertida”.

Para Baldwin, la emoción de participar en “Misión Imposible: Nación Secreta” fue tener la oportunidad de hacer algo atrevido, como pueden hacer los actores cuando su personaje tiene estas características intensas. “Ésta es una gran, gran, gran cinta de acción con increíbles sets, un elenco maravilloso y acrobacias impactantes, cosas que únicamente se pueden hacer en las películas. De esto es de lo que se trata el cine”, observa Baldwin.

El saber que debían mantener un récord impecable de alto nivel también le intrigaba. “Esta franquicia es tan famosa debido a que tuvieron éxito la primera vez, después la segunda y también la tercera, y de nuevo la cuarta vez. Y a lo largo de todas las películas, puedes ver a Cruise que toma las riendas y se convierte en su propia estrella de acción”, dice Baldwin. “Justo ahora tengo grandes esperanzas para este quinto episodio, pues sé que la combinación de todo eso con Chris McQuarrie será magnífica”.

A Baldwin le encantó trabajar con Cruise en su doble capacidad de coestrella y productor, al ingresar en la incesante e imparable acción de un rodaje de “Misión: Imposible”. “Tom el productor es casi idéntico a Tom el actor: muy vigilante, muy práctico”, describe Baldwin. “Además establece un tono que es estupendo para esto y lo puedo describir en una palabra: intenso. Quiero decir que hay risas, hay camaradería, pero el enfoque siempre regresa hacia el trabajo”.

El novato más tenebroso en “Misión: Imposible – Nación Secreta” es el antagonista más inmoral que la franquicia ha visto: Solomon Lane, antiguo espía británico que se pasó al lado oscuro del espionaje con su formación de El Sindicato. De todos los villanos que han participado en las películas de “Misión”, éste es el más parecido a Hunt. “Una de las cosas más geniales en la cinta es que este malvado de verdad es capaz de ir paso a paso con Ethan”, dice Abrams. “El Sindicato es una especie de anti-IMF, tiene agentes perfectamente entrenados igual que los de la IMF, pero que trabajan para el mal”.

La habilidad de Lane lo distingue en el mundo de “Misión”, dice David Ellison. “Nunca vimos a Ethan enfrentarse a alguien que tiene tanto el intelecto como el físico para competir con él de igual a igual: ésta es la Misión en la que Hunt realmente encuentra a su doble”, explica. “Algo asombroso de Solomon Lane es que cada vez que piensas que Ethan está un paso adelante de él, la realidad es que se quedó atrás. Ellos juegan una fantástica partida de ajedrez física y mental”.

Una vez más los realizadores cinematográficos buscaron a alguien inesperado. Incluyeron en el elenco a Sean Harris, mejor conocido por su papel como miembro de la tripulación de la nave espacial amenazada por un alienígena en “Prometheus”, de Ridley Scott; Sean aportó al papel una hipnotizante cualidad de juego astuto. Desde sus primeros días en el set fue evidente que Harris integró al villano en su corazón. “Era asombroso observar a Sean”, dice Granger. “Se apropió de la naturaleza sociópata de Lane y te convencía verlo cómo se portaba con Ethan: una mitad brutal y una mitad tratando de seducirlo”.

Dana Goldberg añade: “Solomon Lane es uno de estos villanos que habla con suavidad y sin embargo oculta un enorme garrote. La forma en que Sean lo encarna te transmite que este hombre es terriblemente peligroso y no se va a detener ante nada”.

Tom Cruise comenta sobre Harris: “Sean es amable, modesto, habla tranquilamente, así que fue interesante ver cómo se transformó en este personaje oscuro. Creó un villano que emana calculadora manipulación y creo que será terrorífico para el público verlo en acción”.

MI5: El equipo de la IMF se reagrupa

julio 25, 2015
Ethan Hunt necesita a los otros miembros de la IMF más que nunca en “Nación Secreta” y aunque parece que la fuerza podría desaparecer, se reúnen súbitamente como siempre para enfrentarse a El Sindicato de un modo en que sólo la IMF puede hacerlo. El resultado es que Jeremy Renner, Simon Pegg y Ving Rhames tienen la oportunidad de llevar a sus personajes a unos límites mucho más amplios que antes.

“Me gusta la dinámica entre Jeremy, Simon y Ving en esta película, pues observas cómo el equipo debe soportar una enorme presión y casi se fractura”, dice Tom Cruise. “En cierto momento parece que la IMF está a punto de desintegrarse y que toda la historia será un desastre… eso es parte integral de una película de Misión”.

A medida que Luther Stickell, el experto en cómputo que apareció inicialmente en la película original “Misión: Imposible” dirigida por Brian De Palma, y William Brandt, el agente de la IMF asignado para proteger a Hunt en “Protocolo Fantasma”, hacen equipo para respaldar a Ethan, para los cineastas fue estupendo observar a Ving Rhames y Jeremy Renner improvisando entre ellos.

Comenta el productor Don Granger: “20 años después de que asumió el papel por primera vez, Ving simplemente se integra en Luther de modo natural. Es el integrante más experimentado de la IMF. Luther conoce a Ethan hace mucho tiempo y en la vida real Ving conoce a Tom hace mucho tiempo. Así que ellos tienen una intimidad y una calidez que transfieren a la pantalla. Por otro lado Jeremy es una especie de contrapunto, es como un cable vivo para los otros personajes, mientras Simon, a su vez, equilibra las cosas entre todos ellos. Fue divertido verlos trabajar juntos”.



A Christopher McQuarrie le emocionó dar al elenco que retorna más tiempo en la pantalla que nunca antes. “En esta película ciertamente queríamos mostrar ‘Lo Mejor de la IMF’. Algo fantástico para mí como director es que todos los actores aportan su propia cualidad especial y mi trabajo fue simplemente encontrar el ritmo individual de cada uno y sincronizarlos”, explica. “Por supuesto, a lo largo de todo el proyecto Tom fue el ancla. Él conoce profundamente este mundo, así que todos lo buscan como inspiración y desean interpretar en su nivel. La gran ventaja de tener a Tom y Jeremy y Simon y Ving, tan integrados en este ámbito, es que puedes empezar con un entendimiento muy sólido para llevar las cosas hacia nuevas direcciones”.

David Ellison dice que fue magnífico ver unidos a los más brillantes elementos de la IMF. “Esta película realmente tiene una cualidad de equipo al estilo de los Avengers, sientes que 'los chicos están de regreso' cuando ves a todos juntos en la pantalla”.

A Cruise le entusiasmó reunirse con Pegg, pues siempre aporta la comedia que contrasta perfectamente con la intensidad de Ethan Hunt. “Cada día me divierto mucho con él. Cada día nos reímos e incluso así somos capaces de concentrarnos, trabajar duro y encontrar esa química en vivo que McQuarrie y yo deseamos. En la escena del automóvil, Simon debe confiar plenamente en mí. Pensé, ‘No quiero decirle lo peligroso que es en realidad’”, recuerda Cruise. “¡Así que manejo a alta velocidad, doy vueltas en callejones estrechos, choco contra la pared a veces y trato de sobrepasar los límites mientras él me hacía reir con su interpretación!”.

Comenta Abrams: “Me encantó ver la dinámica entre Tom y Simon en ‘Nación Secreta’ pues la llevaron más allá que en ‘Protocolo Fantasma’. En esta película Simon tiene más secuencias de acción con Tom. Fue grandioso verlos trabajar de esta forma y creo que Simon lo hizo muy bien”.

Añade Ellison: “Simon es divertido y aporta una nueva interpretación fenomenal de Benji en comparación a lo que hizo la primera vez. Él solía ser el tipo detrás de un escritorio, pero ahora está oficialmente fuera, en el campo, como un agente totalmente preparado. Cuando lo ves dispuesto a arriesgar su vida por Ethan debido a su genuina amistad, eso se siente increíble y auténtico”.

Jake Myers comenta sobre el rol de Pegg en “Nación Secreta”: “Hay un ángulo de comedia por supuesto, pero también una faceta dramática que funciona muy bien con Tom. Su personaje continúa en desarrollo. Al comenzar la película, él trabaja en el centro de procesamiento de datos de la CIA y no tiene desafíos, pero extraña el trabajo de campo, así que la llamada de su gran amigo lo lleva de regreso a la acción en su propia forma inimitable”.

Pegg admite que difícilmente podía esperar para saber que habría otra “Misión: Imposible”. “Cuando oyes que van a realizar otra película es emocionante”, explica. “Después debes recibir el guión ¡y esperar que tu personaje no muera!”

Benji tuvo sus problemas, pero avanzó un largo trayecto desde sus primeros encuentros con Ethan en “Misión Imposible: III” y “Misión Imposible: Protocolo Fantasma”. Explica Pegg: “Benji ha estado en el campo bastante tiempo y ahora es un poco más maduro, un poco más experimentado, pero... ¡sigue siendo Benji! Tiene nuevas habilidades, pero siempre tendrá esta apreciación salvaje y asombrosa de lo que hace y de que el mundo se mueve a su alrededor. Sin embargo ‘Nación Secreta’ lo encuentra en un serio dilema. Está en el limbo, pues la IMF se disolvió y él fue absorbido por la CIA. Así que ahora Benji está atorado detrás de un escritorio. Brandt también volvió a ser un simple analista. ¡En cierta forma todo se fue al demonio!”

Las cosas cambiaron y la relación de Benji con Ethan está débil al iniciar “Nación Secreta”. “Siempre pensé que Benji era el más ferviente admirador de Hunt, además ellos experimentaron verdaderos peligros juntos, así que Benji siente un extraordinario afecto por Ethan. Esto sólo hace que sea más interesante cuando Benji parece rechazarlo al comienzo de la película”, comenta él.

Algo que permanece inalterable, afirma Pegg, es la atractiva premisa de “Misión”: que hay gente dispuesta a intentar lo imposible para mantener a salvo a las demás personas. “Estamos aquí después de 20 años y aún deseamos salvar al mundo, así que esta historia obviamente tiene mucho que dar todavía”, reflexiona. “El mundo cambió y las misiones se volvieron más complejas, pero aún hay muchos villanos ahí afuera que deben ser detenidos y creo que ‘Misión: Imposible’ es como un deseo hecho realidad a ese respecto. Es una idea profunda, pero al mismo tiempo interpretamos el concepto con una sensación de aventura y diversión, así que no puedes evitar sentirte atraído”.

Éste podría ser más que nunca el caso en “Nación Secreta”. “Lo que me encanta de esta película es que se trata de una historia sobre la amistad, la lealtad y la confianza, todo ello envuelto en emocionantes persecuciones y explosiones y peleas”, resume Pegg. “La tensión se mantiene elevada, pero en medio de toda esta locura, ‘Nación Secreta’ es acerca de un grupo de amigos que se ayudan unos a otros para salir de los problemas”.

Quizá el placer más grande de reincorporase a “Misión: Imposible” para Pegg fue poder sumergirse en su inimitable charla ingeniosa con Cruise. “Creo que en la vida real mi relación con Tom es bastante similar a la que existe entre Benji y Ethan”, se ríe. “Por supuesto, existe el Tom Cruise que es Ethan Hunt, después está el verdadero Tom Cruise que es ligeramente distinto. Pero de verdad me gusta trabajar con Tom. Tiene una gran concentración y una dedicación inigualable en lo que hace, lo cual eleva el juego para todos nosotros en el set. Sin embargo también mantiene un entorno relajado y bromea constantemente”.

Pegg comparte un ejemplo: “Nos divertimos mucho en Marruecos durante la persecución de automóviles. Estuvimos en ese auto durante días, continuamente, así que terminamos con una batalla en términos de quién encendía el calefactor del asiento del otro, algo que es muy molesto en el calor de Marruecos. De pronto piensas, ‘¿Por qué estoy sudando?’ Y entonces te das cuenta de que Tom ¡prendió el calentador de tu asiento! Hacíamos cosas tontas, pero Tom también sabe cuándo es momento de estar serios y concentrarnos, entonces no hay nada que lo detenga”.

MI5: Elevar la acción

julio 25, 2015
La esencia de “Misión: Imposible” siempre ha sido una escala épica y extraordinaria, desde la serie de televisión original, que llevó al público a grandes aventuras que traspasaron los límites usualmente estrechos del alcance televisivo. Pero en nuesta época, donde los cinéfilos ven tantas cosas gracias a los impresionantes efectos especiales y grandes acrobacias, ¿cómo mantienes el interés y elevas las expectativas cada vez más?

La respuesta, dice Christopher McQuarrie, es que no pienses en superar las expectativas en absoluto. Más bien te concentras en narrar la historia del modo más visceral y categórico posible.

“Pienso que un factor primordial en nuestro abordaje de este proyecto fue no hablar de comparaciones”, relata. “Puedes ver que las escenas del Torus siguen la tradición de Langley Heist que Brian De Palma integró en la primera película; de igual forma la secuencia del avión A400 sigue la tradición de la escalada de Burj Khalifa en ‘Protocolo Fantasma’; o la persecución en motocicleta en Marruecos sigue los pasos de la climática escena de John Woo en ‘Misión: Imposible II’. Pero creo que intentar comparar esto es como comparar manzanas con naranjas. La pregunta más importante es: ¿Honro la continuación de la historia en ‘Nación Secreta’? Comprobamos que no sólo se trata de crear espectáculos. Descubrimos que cuanto más íntima sea una película, el público se involucra más, las escenas tienen mayor alcance y los resultados superan las expectativas en cada toma”.

Sin embargo, las secuencias que McQuarrie menciona ciertamente llevaron al elenco y al equipo a situaciones que nunca imaginaron.

Dana Goldberg afirma que a Cruise lo impulsa un compromiso total con el realismo en las secuencias de acción de escala completa. “Tom suele decir que estas películas son engañosamente sencillas de realizar. Quizá no impliquen gran cantidad de efectos visuales de alta tecnología, pero en vez de eso, aquí se trata de acción práctica extrema, locaciones complejas y trabajo intenso”.


Para Cruise el trabajo práctico comienza temprano: cada película de “Misión: Imposible” se inicia con un periodo de intensa preparación física. Sólo que esta vez él tuvo que adquirir nuevas habilidades que no había requerido antes. “Mi forma de trabajar en las cintas de ‘Misión’ es que me agrada invertir meses y meses antes para preparar cada secuencia, en realidad desgloso las escenas y las secciono para decidir el tiempo adecuado de entrenamiento físico”, explica él. “Me integro en cada nueva cinta esperando aprender cosas distintas y otras maneras de hacer las cosas cuando ya tengo las habilidades”.

En “Nación Secreta” este proceso se realizó en cuidadosa calibración con Wade Eastwood, el coordinador de acrobacias de la cinta. Nacido en Sudáfrica, Wade fue atleta antes de obtener su primer trabajo cinematográfico: saltar de un helicóptero en una película de guerra. A partir de ahí quedó fascinado con la realización de las acrobacias más increíbles que pueda imaginar.

Eastwood dice que no podría tener mejor compañía que Tom para las acrobacias creativas. “Tom es tan bueno en esto que hubiera podido ser un excelente doble si no fuera ya un gran actor. Así que colaborar con él es como trabajar con el doble mejor preparado... pero además combina la interpretación dentro de la acción de modo único. Tom hace el 100% de sus acrobacias y esto no es sólo una afirmación para los medios, es la verdad”, resalta Wade. “Para él nunca se trata sólo de la acrobacia, sino de encarnar cabalmente a su personaje como un agente que aprendió a sobrevivir contra todas las adversidades”.

Wade añade: “Lo mejor de Tom es que nunca está satisfecho. Siempre pregunta: ¿cómo podemos mejorar esto? Es sensacional y los dos nos integramos a ‘Nación Secreta’ convencidos de que debíamos crear las mejores acrobacias que se hubieran hecho jamás. Buscamos esos pequeños y exclusivos momentos que convierten las secuencias de acción en esta cinta en algo innovador”.

Cruise afirma que Eastwood camina en la misma cuerda floja que la franquicia. “Wade es muy consciente de la seguridad, pero también sabe que ésta es una ‘Misión’, así que debíamos ampliar los límites lo más posible. Puede hacer esto debido a que todas las personas que trabajan con él son de primera línea”.

A nadie le sorprendió que Cruise rehusara relajarse en lo referente a la acción. J.J. Abrams bromea: “Creo que lo más difícil de cualquier película de ‘Misión: Imposible’ es tratar de convencer a Tom de que no haga literalmente cualquier acrobacia posible que ponga en riesgo su vida, pues en seguida la hará sin dudar”.


SOBRE EL ALA DEL AVIÓN A-400


Mucha gente pensó que la acrobacia inicial de la película era tan impactante e imposible que sólo se podría crear digitalmente. Pero de forma auténtica al espíritu de “Misión: Imposible”, la acrobacia se realizó al 100% en vivo, dando a los cinéfilos un paseo escalofriante inimitable.

En la secuencia Hunt va sobre un avión, no en un avión, sino literalmente agarrado a la cubierta externa de una aeronave militar A-400 en pleno vuelo. Es la clase de fantasía, o pesadilla, que tienen los pilotos, pero que nunca intentarían en la vida real. “Cuando viajo en avión siempre pienso cómo sería ir afuera sobre el ala”, admite Cruise. Ahora tendría oportunidad de descubrirlo.

Simplemente obtener la autorización para usar un auténtico A400 fue un reto importante. Pero después, realizar toda la secuencia del audaz vuelo de Cruise fue otro desafío enorme. El golpe de viento sobre él era tan fuerte que para mantener sus ojos abiertos usó lentes esclerales. Los ingenieros trabajaron contra reloj para calibrar cada uno de los elementos necesarios.

Cruise recuerda cómo se realizó la filmación de la secuencia: “No pude dormir la noche anterior. Repasaba todos los aspectos en mi mente. Sabía que una vez que despegáramos, si algo salía mal, nadie podría solucionarlo. Pero al llegar el día me sentía muy confiado con nuestro equipo, con el piloto, con Wade… y cuando estuve sobre la cubierta del avión me sentí entusiasmado. Sólo pensaba en el público, en las tomas que podríamos obtener, en la interpretación. Empezamos a rodar por la pista y recuerdo que hacia el final yo estaba colgando y le decía a Chris ‘Vamos, vamos’ Y de pronto aceleró y aumentó la velocidad de tal forma que sentí, ‘Diablos’, ¡vaya fuerza! Luego empecé a pensar ‘¿Ahora digo mi parlamento? ¿Hay buena iluminación? ¿Estoy en la sombra?’ Así que todas estas otras cosas ocuparon mi mente”.

Aunque cada vuelo aumentaba el riesgo y estremecía a Cruise, repitió 8 veces esta acrobacia que desafiaba la gravedad para asegurar que McQuarrie tuviera toda la cobertura que necesitaba.

Eastwood dice: “Es una de mis secuencias favoritas de la película, pero lo que no puedes ver es el colosal trabajo que implicó en cuanto a logística. Todo comenzó con Tom Hayslip, nuestro gerente de producción de la unidad, que libró una batalla para que pudiéramos disponer de un A400 real. Después tuvimos que persuadir a la tradicional tripulación del Airbus para hacer esto. Por mi parte presenté miles de dibujos y trabajo de pre-ingeniería para convencer a los encargados del Airbus de que no dañaríamos su avión. Una vez que ganamos su confianza todo salió perfecto, no hubo fallas”.

Abrams dice que la cruda realidad de una acrobacia como ésta es de un valor inapreciable en la realización cinematográfica. “Va más allá de lo creíble, pues Tom realmente voló sobre un lado del avión”, resalta. “Es una idea emocionante pues vivimos en un mundo de artificio. En estos días es difícil creer que sea real casi todo lo que vemos, por eso es cardinal cuando Tom realiza estas acrobacias de verdad sin los efectos visuales que cualquier otro usaría, esto hace que la película se sienta aún más como un enorme evento”.

David Ellison explica el sentimiento que generó la filmación de este audaz momento en la película: “Quizá la secuencia del A400 es la pieza de set única más ambiciosa que se ha construido”, comenta. “Nunca olvidaré cuando vi las primeras tomas: observas al avión que despega con Tom colgando sobre un lado... y la cámara no se detiene. Esperas que haya un corte pero eso no ocurre, lo cual te causa una profunda sensación en la boca del estómago, como ninguna otra cosa lo haría”.

Simon Pegg tuvo una visión distinta de la escena, pues encarna a Benji, que se comunica horrorizado con Ethan desde la pista de despegue. “La secuencia del A-400 muestra la esencia de nuestra relación en esta película: Tom está sobre el ala del avión mientras yo estoy sobre el pasto”, bromea Pegg. “Pero en realidad fue una completa locura ver lo que hizo Tom. En mi opinión, incluso sobrepasó la secuencia de Burj Khalifa en ‘Protocolo Fantasma”, pues en aquella toma estaba a gran altura, pero aún estaba unido a la tierra en cierto modo. Sin embargo en esta escena está incluso más alto pero no está amarrado a nada. ¡Se encuentra en el exterior del avión! Fue impresionante y ridículo. No sé lo que hará después para mejorar esto. Quizá saldrá al espacio exterior…”.

VIDEO


BUCEAR DENTRO DEL TORUS


En realidad, quizá Cruise ya superó la secuencia del A-400 con una acción más sutil pero aun más demandante físicamente: contener su respiración durante varios minutos mientras hace una audaz incursión al interior de las instalaciones submarinas del Torus.

Ethan Hunt ya había irrumpido antes en edificaciones de seguridad, pero ésta es excepcional pues se debe sumergir en una construcción hipersegura en la profundidad submarina sin el ruido de un equipo de buceo, pues eso lo delataría. “El Torus es una increíble estructura bajo el agua”, dice Jake Myers. “Es algo que el público nunca ha visto antes”.

Cruise está habituado al trabajo submarino, pero se sometió a un nuevo adiestramiento para hacer posible esta secuencia que los pulmones difícilmente soportan en la realidad.

“Mi gran pregunta sobre esta escena fue: ¿cómo podemos hacer que sea incluso más tensa para los espectadores y lograr que ellos experimenten cómo sería contener tu respiración durante este largo periodo? Tenemos un grandioso Torus que diseñó Jim Bissell y excelentes ideas de Chris, por eso yo sentía que mi interpretación debía estar a la altura de todo eso”, comenta Cruise.

Para este tipo de interpretación Cruise emprendió un aprendizaje intensivo de buceo libre, a veces llamado el "deporte más peligroso del mundo", en el cual atletas de élite se sumergen a profundidades que exceden de 200 pies sin equipo mecánico ni oxígeno, por lo cual se arriesgan a sufrir alucinaciones, desmayos, graves “colapsos pulmonares” u otros problemas. Pese a los riesgos, los verdaderos maestros de la técnica la han convertido en cierta clase de arte contemplativo, pues calibran con cuidado sus metabolismos internos y aprenden a reducir sus latidos cardiacos hasta el punto de ser capaces de sobrevivir en profundidades que antes se consideraban imposibles.

Cruise entrenó intensamente para contener la respiración largo tiempo y ensayó maniobras submarinas con atletas veteranos en Florida y las Islas Caimán, logrando practicar el buceo libre hasta una profundidad de 40 metros. Pero su objetivo era distinto al de la mayoría. En lugar de sólo aprender a relajarse en un estado carente de oxígeno, él debía interpretar sin aire una compleja secuencia de acción.

“Debo decir que físicamente ésta fue sin la menor duda la parte más difícil de la película”, declara Tom. “Filmamos largas tomas y cuando tu cuerpo se mueve tanto quema oxígeno mucho más rápido, así que implicó un gran estrés físico. Fue notable lo que esto me causó corporalmente... después de practicarlo requería mucho más tiempo para recuperarme que en otras secuencias”.

Cruise admite que debió convencer al equipo de acrobacias de que la maniobra de contener el aire por tanto tiempo no sería un peligro demasiado grave. “No se sentían cómodos al principio pues usualmente en las películas una secuencia submarina puede implicar que alguien contenga la respiración durante 10 o 15 segundos como máximo”, explica el actor. “Por ello les demostré que esto no sólo era seguro, sino mucho mejor, pues aprendí esta técnica de contener el aire durante largos periodos y podía hacerlo de manera relajada. En términos de contener el aire tuve siempre todo bajo control, pero físicamente fue agotador. Me dolían los tendones después de hacer muchas tomas como ésta. Pero también fue fascinante. Aprendí mucho sobre mi cuerpo y cómo funciona”.

Eastwood afirma que esta demostración de Cruise asombró a los miembros del equipo de acrobacias. “Como todo lo que hace Tom, de verdad se esforzó en este campo y logró la proeza de contener la respiración durante 6 minutos, lo cual requiere un estado Zen profundo”, señala el coordinador de acrobacias.

La secuencia resume lo que ha convertido a Tom Cruise y Ethan Hunt en un par inseparable. “Tom hace las películas para los espectadores. No para sí mismo”, explica Granger. “Así que cuando se presiona al límite, trabaja 20 horas al día en la secuencia submarina del Torus y sale del agua cada día estremecido después de contener su respiración una y otra y otra vez... él hace todo eso porque le encanta la idea de que el público va a contener su respiración junto a él”.
Un salto operístico en Viena

Otra orgullosa tradición de “Misión: Imposible” es recorrer el planeta para usar como piezas de set bellas estructuras inspiradoras. “Misión: Imposible – Nación Secreta” continúa esto con una secuencia en la Casa de Ópera Estatal de Viena, ornamentada obra de la época del Renacimiento en el corazón de una de las ciudades arquitectónicamente más ricas de Europa.

Filmar esto fue un sueño hecho realidad para Cruise. “He estado en Viena muchas veces y siempre pensé que esta construcción es tan hermosa y elegante que me emocionó ver la calidad romántica que aportaría a esta película”, comenta. “Sabía que la Casa de Ópera de Viena sería una secuencia distintiva. Incluso cuando era un niño pequeño me gustaba entrar a los grandes edificios y pensaba, '¿podría bajar en rapel de este techo si tuviera que hacerlo?’ Realizar esto fue estupendo y lo más asombroso es que ocurre durante la interpretación de una ópera”.

Cuando leyó el guión, Wade Eastwood supo que la secuencia de la Sala de Ópera nunca se podría realizar con una simple pantalla verde. “Necesitas la sensación auténtica y el peligro de estar en esa altura”, resalta. “Es una locación espectacular y al estar en una película de ‘Misión’ puedes ver todo desde la parte superior del edificio ¡como en ninguna otra ocasión! No fue fácil obtener el acceso al techo, pero la Comisión de Cine de Viena fue una gran colaboradora para lograrlo”.

La construcción, que abrió sus puertas en 1869 con una escenificación de “Don Giovanni”, de Mozart, ofrece una belleza excepcional con sus suntuosos frescos, estatuas aladas y hermosos arcos. También fue el escenario de una caída de 75 pies que tuvo a Rebecca Ferguson con el alma en vilo.

“Para Tom el salto fue algo sencillo; sin embargo tuvimos que trabajar con Rebecca todo el trayecto desde un descenso de 12 pies en nuestra área de ensayos de acrobacias, hasta lograr una caída de 75 pies en 40 ocasiones, sin que ella demostrara emoción alguna ni miedo”, dice Eastwood. “La felicité efusivamente, pues con esta escena entró al mundo de 'Misión: Imposible’ de modo ágil y aterrador. En pocas horas duplicamos las combinaciones y después las triplicamos, pero lo logró. No sólo lo hizo de forma estupenda, también aportó la energía de Ilsa Faust a las escenas”.


UNA CARRERA A TRAVÉS DE MARRUECOS Y LONDRES


Parte de la acción más intensa en “Misión: Imposible – Nación Secreta” es también la más primigenia: persecuciones clásicas en carretera que generan adrenalina y rozan los pedales con el suelo. Para Cruise, inclinarse en peligrosos grados detrás de un volante es natural. Él ha realizado carreras de autos y muchas acrobacias como piloto, pero sobre esta película afirma, “Deseábamos llevar esto a un nivel totalmente nuevo y hacer cosas muy extremas con relativa seguridad”.

Esto significó entrar a la pista con Eastwood, cuya especialidad son las acrobacias con autos. Wade estaba fascinado ante la posibilidad desde el momento en que llegó para entrenar a Cruise. “En esta película hay muchas tomas de alta velocidad y manejo de precisión usando automóviles muy rápidos y motocicletas muy rápidas en carreteras muy peligrosas”, explica él. “Por eso, aunque Tom es muy experimentado, le sugerí regresar a lo básico para que resultara incluso mejor piloto de lo que ya era. Por supuesto, Tom siempre da el 120%, así que aceptó y superó las expectativas”.

Eastwood continúa: “Las escenas de manejo son mi género y puedo decir que la calidad de Tom como piloto es impresionante. No hay otro doble que pudiera usar para estas persecuciones en lugar de él, pues domina estas habilidades como ninguno y mantiene su personaje todo el tiempo”.

Cruise pudo manejar un automóvil que representa la esencia de “Misión: Imposible”, una combinación de lo clásico y lo exuberante, un sedán M3 de BMW de alto rendimiento, así como una motocicleta deportiva s1000rr de BMW.

“Fuimos afortunados de tener el M3 como nuestro automóvil distintivo en esta película, es un magnífico corredor”, comenta Eastwood. “También tuvimos pleno soporte técnico de BMW, lo cual fue fantástico. Ajustamos los frenos de mano y cosas así, pero aparte de ciertas modificaciones menores, los autos que usamos fueron de línea. Probar el M3 en las carreteras de Bretaña para mí fue la mejor parte del trabajo. Las motos BMW también son excepcionales. De verdad tuvimos el mejor automóvil hooligan y la mejor motocicleta hooligan. Esa motocicleta tiene muchos caballos de fuerza, lo cual es emocionante, pero una desventaja es que incluso para el mejor piloto es fácil estrellarse. Tom trabajó hasta tener completo control de ella y entonces hicimos la secuencia con seguridad”.

El rodaje en Marruecos implicó sus propios retos, desde el ardiente sol hasta los alacranes, pero todo fue tomado con buen humor cuando los realizadores cinematográficos vieron las tomas que obtenían. “Cuando ves las escenas del helicóptero planeando sobre Casablanca simplemente te quedas sin aliento”, comenta Jake Myers, “es impresionante la forma en que la ciudad está situada sobre el agua, con las torres de los minaretes. También tiene estrechas calles como laberintos, así que fue asombroso ver a las motocicletas BMW pasar como torpedos a alta velocidad”.


Las motos llegaron a velocidades sin precedentes. “Creo que la persecución en Marruecos sorprenderá a los espectadores”, dice David Ellison. “Utilizamos aparejos que no se habían usado y el resultado es que tienes oportunidad de ver realmente a Tom en una motocicleta a alta velocidad. No hay efectos especiales. Al igual que con la secuencia del A400 y las tomas cuando contiene la respiración bajo el agua, Tom hace exactamente lo que Ethan debe hacer, esto es lo que convierte cada película de ‘Misión’ en algo único. Por supuesto, nos aseguramos de que las acrobacias sean tan seguras como sea humanamente posible y hacemos ensayos interminables, pero al final del día, Tom está dispuesto a ponerse en peligro, lo cual hace que su interpretación sea única en su clase”.

Una de las secuencias favoritas de Cruise es excepcional, una carrera a pie por el corazón de Londres. “Es una ciudad que amo y esta persecución es como escribir una carta de amor a Londres: pasamos por las calles empedradas, la niebla, la Torre de Londres. En verdad disfruté correr con Rebecca a través de estas calles en una especie de juego del gato y el ratón”, comenta Cruise. “Fue divertido imaginar toda la logística, explorar lugares, encontrar las calles adecuadas y después dejar que la historia se narrara a través de la acción”.

El comentario de Cruise acerca de permitir que la historia se desarrolle a través de la acción parece resumir gran parte de la producción de “Nación: Secreta”. Dana Goldberg señala que a pesar de que el elenco y el equipo realizaron algunas de las más increíbles acrobacias de acción en vivo jamás intentadas y las expectativas se elevaron mucho más que en cualquier cinta previa, lo que la gente ama más de la película son los momentos divertidos y conmovedores en medio de la tensión que nunca cede.

“Por muy excepcionales que sean las acrobacias, sólo impactan a los cinéfilos si están integradas en la historia y sienten algo por los personajes”, concluye Goldberg. “Los momentos en donde ves a los personajes que se divierten y se revelan a sí mismos derivan en que las grandes secuencias sean incluso más emocionantes”.

MI5: Estilo Secreto - El Aspecto

julio 25, 2015
Los esfuerzos de la IMF para detener a El Sindicato requerían otro grupo de expertos que Christopher McQuarrie reclutó para realizar “Misión: Imposible – Nación Secreta”. El equipo incluye al director de fotografía ganador de un Oscar®, Robert Elswit, así como el diseñador de producción nominado a un Oscar®, Jim Bissell, que colaboraron previamente en “Protocolo Fantasma”, junto a la diseñadora de vestuario nominada a un Oscar®, Joanna Johnston, y al editor Eddie Hamilton.

“El equipo como un todo logró lo imposible”, comenta Christopher McQuarrie. “Ellos tienen un creciente apetito para la invención y absorben cada reto con inteligencia y audacia. Desde la fotografía hasta el diseño, desde los efectos especiales hasta la utilería, así como los peinados y el maquillaje, estuvimos rodeados de artistas genuinos que hicieron increíbles contribuciones en cada detalle”.

McQuarrie continúa: “Jim Bissell tiene un sentido innato de la filosofía de ‘Misión: Posible’, por lo cual cada aspecto del diseño provino de explorar a los personajes. Por su parte Robert Elswit fue indispensable. Era el que siempre formulaba una pregunta directa que de inmediato señalaba nuestros puntos ciegos. Él me impulsó a salir de mi proceso usual de manejar cosas probadas para examinar nuevas y reveladoras formas. Gracias a él tuve otra perspectiva para esta película”.

Tom Cruise es igualmente efusivo acerca del dúo de Bissell y Elswit. “Elswit es un hombre que puede filmar algo de enorme escala, como la secuencia de la Casa de la Ópera de Viena, pero también capta con un maravilloso dramatismo los momentos más íntimos. Es un gran colaborador”, afirma. “Y ésta es la tercera película que hago con Jim. Conoce el cine y sabe cómo construir un set que narre una historia. Constantemente analizamos la narrativa y los personajes, nos preguntamos siempre ¿qué tono buscamos en una escena y qué complicaciones deseamos en otra? Tengo una gran admiración por su trabajo”.

Previamente se tomó la decisión de que “Nación Secreta” se filmaría con película y no de forma digital, para lograr la clásica sensación de glamur del celuloide. Y a medida que avanzaba el rodaje todos podían sentir la emoción de los visuales. “Elswit es uno de los grandes”, afirma Alec Baldwin. “Saber que él está detrás de la cámara realmente te influye psíquicamente. Te sientes bien al saber que colaboras con alguien tan brillante como él”.



Por primera vez se une al equipo de “Misión: Imposible” Joanna Johnston, la diseñadora de vestuario nominada a un Oscar® (“Lincoln”, “War Horse”, “The Man From U.N.C.L.E.”), que no sólo se esforzó por mostrar el aura distintiva de suave elegancia, también debió crear ropa que pudiera soportar que la jalaran, arañaran, humedecieran y la sometieran a cualquier movimiento humano extremo concebible.

Un ejemplo primordial es el espectacular vestido amarillo de Ilsa Faust en la secuencia de la Casa de la Ópera. “Me encanta ese vestido, es elegante, sexy y romántico, perfecto para la Ópera”, dice Cruise. “La forma en que Joanna trabaja es excelente, siempre encuentra la perspectiva del personaje y sabe exactamente cómo vestir a los actores de manera glamorosa, pero sin excesos… además tiene un buen sentido del humor”.

Simon Pegg se enamoró de la ropa de Benji. “Joanna y yo nos divertimos mucho al analizar los aspectos de Benji, ella enfatiza sus excentricidades. Decidimos unas locas camisetas y prendas que no combinan. Ella comienza y termina con el personaje, es la mejor forma de hacer esto”, dice.

El compositor Joe Kraemer también se unió al equipo; previamente trabajó con McQuarrie y Cruise en “Jack Reacher”. “Me gustó su banda sonora para ‘Jack Reacher’”, afirma Cruise, “además él y Chris son grandes amigos y colaboradores. Me encantó su música, particularmente la secuencia de la ópera, creo que es en verdad excepcional. Él creó música que se integra bellamente con la edición”.

Kraemer también tuvo oportunidad de poner su propio sello en el indeleble tema retro de Lalo Schifrin que millones pueden silbar de memoria. “Recuerdo aun cuando era niño, oías ese tema y sentías cierta emoción”, dice Cruise.

Esta emoción realmente nunca cambió para Tom ni para millones de fans. Cruise concluye: “Misión: Imposible’ es la primera película que produje y ahora estamos aquí con nuestro quinto episodio. Me fascina hacer estas cintas. Me encanta el género de espionaje, adoro a este personaje, me agradan los maravillosos desafíos de filmar estas películas y la oportunidad de invitar a diversos artistas para que colaboren y puedan crear estas increíbles aventuras llenas de suspenso. Y sobre todo, lo que más me gusta es ver que los espectadores se divierten con estas películas. Eso es lo más importante que siempre intento lograr con cualquier proyecto en el que participo: dar a los cinéfilos algo extraordinariamente divertido”.

MI5: Ethan Hunt In Extremis

julio 25, 2015
El quinto episodio de la serie “Misión: Imposible” redefine el término imposible.

Esto es algo que la franquicia cinematográfica ha hecho desde su inicio hace dos décadas, con un asombroso éxito taquillero: en cada nueva película, el equipo liderado por el dedicado actor y productor Tom Cruise descubre formas de cumplir e incluso exceder las expectativas del público, cada vez de maneras distintas. Después de su comienzo como un fenómeno de culto en la televisión de la década de 1960, “Misión: Imposible” se convirtió en un fenómeno cultural del Siglo XXI, un evento cinematográfico que amplía constantemente los límites donde las clásicas intrigas de espía versus espía se integran en creativas secuencias de acción que se han vuelto legendarias.

Esta vez el icónico personaje de Cruise, Ethan Hunt, se encuentra en un conflicto imparable, un peligro físico, mental y emocional; a partir de los primeros momentos de la película, literalmente de altos vuelos, pasa de un evento inclemente para entrar a otro. La situación de Hunt es precaria en todos los niveles. La IMF tiene demasiados entresijos, la CIA no confía en él, y además descubre una agencia de espionaje sin escrúpulos con el poder de derrotar a cualquier nación que enfoque; lo peor es que desean reclutarlo para su cruzada de destrucción o prefieren verlo muerto. En esta difícil encrucijada, Hunt debe probar la lealtad de su equipo, su propia y célebre resistencia y los planes ocultos de Ilsa Faust, la irresistible espía secreta que salvó su vida.

Para Cruise, esta quinta ocasión de interpretar a Hunt y fungir como productor representó otra oportunidad de ver qué tan lejos puede llevar tanto al personaje, como al género mismo de sofisticados juegos de espionaje global. A Tom le gusta elevar las expectativas, a menudo de modo exagerado, con cada nueva película de “Misión: Imposible”.

“Cada vez que creo que lo he visto todo y he realizado todos los retos de acción que puede tener una película, el siguiente proyecto introduce nuevos desafíos de distintas clases, ya que ampliamos constantemente no sólo las secuencias de acción, también la narración y los personajes”, explica Cruise. “Para mí, la máxima película de ‘Misión’ nunca es sólo de acción y suspenso, aunque nos encanta innovar en esa área. En realidad se trata de una combinación de acción, intriga y humor dentro de esta experiencia específica e impactante que creamos para el público. Se trata de dar a los espectadores la más grande sensación de aventura y enorme escala, al tiempo que mantenemos una percepción clásica del cine. Pienso que logramos esto más que nunca en ‘Nación Secreta’”.



Desde que comenzó como un programa de televisión en 1966, “Misión: Imposible” se centró siempre en la extrema presión de un reloj que marca los segundos, el límite urgente para detener intrigas mortíferas. Con la franquicia de cine esta idea floreció en una filosofía de realización cinematográfica integral basada en aumentar la presión sobre Hunt, quien por ello debe elevar la creatividad, el dominio y la madurez que necesita para sacar adelante su misión.

Esto representa un gran reto para Cruise y todos los realizadores cinematográficos que se han unido a la serie, pero es un reto que a ellos les fascina. Como expresa el productor ejecutivo Jake Myers: “Misión: Imposible’ no es sólo una franquicia, es una filosofía completa por sí misma. Creo que la razón detrás de la popularidad de las películas es que los cinéfilos saben que en cada nuevo episodio podrán ver cosas distintas a lo que conocen hasta ese momento”.

En la cinta previa de la serie, “Protocolo Fantasma”, vimos a Hunt transformarse de un lobo solitario en un líder de equipo; ahora necesita perfeccionar bajo una terrible presión su capacidad de liderazgo recién descubierta. Hunt debe conservar unido al equipo de la IMF y evitar que se desintegre, al tiempo que mantiene al mundo a salvo de El Sindicato. Afirma Cruise: “Este episodio trata de las complicaciones de la amistad que surgen cuando estos tipos deben soportar enormes presiones. ¿En quién puedes confiar y en quién no? ¿Quién te respaldará realmente si las cosas se ponen mal? ¿Quién va a mantener su cabeza fría cuando esté bajo ataque? Y lo más importante, ¿cómo vamos a trabajar juntos para lograr que esto ocurra? Creo que ‘Nación Secreta’ se trata de hallar este aspecto íntimo del verdadero trabajo en equipo frente a la maldad pura”.

El productor J.J. Abrams, que dirigió “Misión: Imposible 3”, dice: “Hay algo en la franquicia de ‘Misión: Imposible’ que es extraordinariamente grato y evoluciona con el tiempo: este grupo de personas que usan todos los recursos y herramientas a su disposición para pelear por el bien. Nos atrae unirnos a ellos en un mundo que es un emocionante paseo de modo indirecto. Además Tom siempre aporta un grandioso humorismo como Ethan Hunt”.

Este sentido del humor se refina incluso más en “Nación Secreta”, afirma el productor David Ellison, fundador y Director Ejecutivo de Skydance, compañía que produjo también “Protocolo Fantasma”. “Creo que una de las grandes sorpresas de esta cinta para los cinéfilos será disfrutar lo divertida que es, estoy seguro de que se van a reír mucho. Además del humor hay un alto nivel de inteligencia en la historia y en la forma en que interactúan los personajes; por supuesto, también está el suspenso incesante e intrépidas aventuras. En esta película todos se esforzaron para crear escenas prácticas de acción en vivo frente a la cámara, lo cual la convierte en una experiencia enormemente entretenida para los espectadores en todos los ámbitos”.

En “Nación Secreta” Ethan se dedica más que nunca a desarticular el destructivo poder del mal, en parte debido a que maduró como agente y como persona. “Ethan evolucionó”, observa Cruise. “Está aprendiendo a escuchar a la gente, pese a que aún sigue sus propios instintos. Creo que de verdad progresó en términos de entender a las personas por quiénes son, y esto lo incluye a él mismo. Siempre he visto a Ethan como alguien que es muy hábil, tiene una enorme capacidad atlética y es incansable para seguir lo que considera correcto hasta las últimas consecuencias, pero no es un superhéroe, más bien es muy humano”.

La humanidad de Hunt es sometida a una dura prueba cuando confronta a un archienemigo que es su imagen oscura en un espejo, un agente que distorsionó su compás moral. “En esta cinta Ethan y su equipo se enfrentan a un villano terrorífico que es equivalente a ellos, alguien que los iguala física, intelectual y emocionalmente”, explica Cruise. “Justo desde los primeros instantes de la trama, Ethan y el equipo le pisan los talones y lo siguen sin cesar de una situación a la siguiente. La acción es estremecedora, pero genuina con el espíritu de ‘Misión: Imposible’, dentro del suspenso también hay mucho humor y romance”.

La productora Dana Goldberg, Directora Creativa de Skydance, destaca que para Cruise personificar a Ethan es algo que nunca considera un trabajo terminado, más bien una evolución. “Tom siempre tiene una alta expectativa de excelencia en todo lo que hace, pero creo que es incluso superior cuando se trata de ‘Misión: Imposible’”, dice ella. “Se aproxima a Ethan preguntándose: ¿cuál es la verdadera forma en que Hunt respondería a este suceso dado y bajo esta presión? Ésta es una de las cosas en que Ethan siempre ha sido bueno, en manejar extrema presión que no cesa. Pero ahora Tom interpreta a Ethan como un tipo más maduro e inteligente, un espía que creció en cierta forma, que logró aceptar cuál es su papel y los costos que conlleva. Un hombre que aprendió a confiar en su equipo y a compartir. Puedes sentir la sinergia entre el personaje y el actor”.

En su apuesta para continuar con la reputación de la serie no sólo por mezclar géneros, sino también por sus innovadores e impactantes visuales, fue Cruise quien llamó al director Christopher McQuarrie, con quien trabajó como guionista en “Valkyrie” y “Edge of Tomorrow”, así como director en “Jack Reacher” por primera vez.

“Chris tiene una mente increíble. Es un extraordinario escritor y un extraordinario realizador cinematográfico, así que ver su sensibilidad aplicada a este género me emocionó mucho”, resume Cruise. “Chris y yo compartimos la necesidad de hacer en cada momento lo mejor que podamos”.

Como el cerebro y el corazón detrás de la franquicia entera, el compromiso total de Cruise no es sólo con su papel y las acrobacias, sino también con la realización cinematográfica, resalta Don Granger, Vicepresidente Ejecutivo de Producción de Skydance, uno de los productores del proyecto. “Es impresionante que en medio de una película de ‘Misión: Imposible’, con exigentes escenas de acción y un programa físicamente agotador para Tom, él hace una gran interpretación como Ethan, pero además permanece ahí todo el día y en la tarde después de la filmación, pues siempre se involucra de modo increíblemente productivo con la imagen completa de la película”.

VIDEOS